La utilización por Hacienda de la inteligencia artificial

21 junio, 2021
big-data-hacienda-inteligencia-artificial

Uno de los artículos que integran el próximo núm. 33 de la Revista IDP es Big data e inteligencia artificial en la Administración tributaria, elaborado por Rafael Oliver Cuello, profesor colaborador de Derecho Financiero y Tributario del Grado de Derecho de la UOC. En relación con el mismo, destaca el citado autor los siguientes aspectos:

¿Cuáles son los principales usos de la inteligencia artificial por parte de Hacienda?

Uno de los principales usos del big data y la inteligencia artificial por las Administraciones tributarias se refiere a la selección de contribuyentes para iniciar un procedimiento de inspección tributaria. La selección de contribuyentes lleva ya, de hecho, más de veinticinco años alimentándose de modelos analíticos, aunque el salto de las hojas de cálculo a los algoritmos ha revolucionado esta práctica.  Un ejemplo de análisis de riesgos apoyado en la inteligencia artificial es Hermes, una herramienta desarrollada por la Agencia Tributaria para implantar un sistema único para el análisis de riesgos y la asignación de modalidades de intervención.

Las Administraciones tributarias también utilizan el big data y la inteligencia artificial con modelos predictivos del riesgo de incumplimiento del obligado tributario. Así, las tradicionales actuaciones de control efectuadas con posterioridad a la realización de las operaciones gravadas pueden ser sustituidas por comprobaciones simultáneas y por predicciones ex ante del incumplimiento del obligado tributario. Actualmente, el ejemplo más relevante en este ámbito viene constituido por el Suministro Inmediato de Información en el IVA, que comporta la llevanza de los libros registro a través de la sede electrónica de la Agencia Tributaria, mediante el suministro prácticamente inmediato de los registros de facturación.

Otro de los usos del big data y la inteligencia artificial por parte de la Administración tributaria tiene que ver con la asistencia al contribuyente. Los asistentes virtuales, mediante técnicas de inteligencia artificial, permiten entender la expresión que utiliza un usuario para preguntar una cuestión o, también, para realizar un trámite. Un ejemplo de asistente virtual es el que utiliza actualmente la Agencia Tributaria para dar soporte a los contribuyentes incluidos en el Suministro Inmediato de Información en el IVA. Mediante esta herramienta, se pueden resolver de forma automatizada las dudas técnicas de los sujetos pasivos durante las 24 horas del día, reduciendo los efectivos dedicados a su resolución y mejorando la productividad y eficacia.

El big data y la inteligencia artificial también desempeña un papel clave en la confección de borradores de declaraciones tributarias. Hay que tener en cuenta que muchas de las actuaciones de control de la Agencia Tributaria regularizan modificaciones incorrectas del borrador de declaración del impuesto sobre la renta de las personas físicas, que se encuentra en Renta Web. Por ello, es muy útil en este ámbito contar con la inteligencia artificial, creando un sistema predictivo para categorizar a los contribuyentes con mayor probabilidad de equivocarse. A estos contribuyentes se les muestra un mensaje en Renta Web para reducir los errores en la declaración.

Otro de los usos del big data y la inteligencia artificial por Hacienda es la actuación administrativa automatizada. Efectivamente, varias Administraciones tributarias están implementando rutinas basadas en reglas para tratar los riesgos predefinidos y así, por ejemplo, denegar automáticamente una devolución, emitir una liquidación o asignar información dudosa a un contribuyente en concreto. Estas actuaciones ocurren en tiempo inmediato o casi inmediato y están sustituyendo a actuaciones previamente realizadas por funcionarios.

Todo este empleo del big data y la inteligencia artificial por parte de Hacienda tiene una serie de implicaciones jurídicas. En este sentido, la actuación de la Administración tributaria debe caracterizarse por un reforzamiento de la transparencia e información clara y precisa al contribuyente sobre los casos en que se hace uso de estas herramientas. Por otra parte, es esencial un respeto escrupuloso del derecho a la privacidad, así como un claro cumplimiento del principio de igualdad, para evitar las posibles discriminaciones derivadas de la utilización de estas técnicas en la aplicación de los tributos.

Para un mayor desarrollo de tales cuestiones, puede consultarse la integridad del mencionado artículo en:

Oliver Cuello, Rafael. «Big data e inteligencia artificial en la Administración tributaria». IDP. Revista de Internet, Derecho y Política, [en línea], 2021, nº 33, https://doi.org/10.7238/idp.v0i33.381275

Autor / Autora
Catedrático de Derecho Financiero y Tributario en ESERP Business & Law School. Profesor Colaborador de Derecho Financiero y Tributario en la UOC.
Comentarios
Deja un comentario