Impacto social del Máster de Ciudad y urbanismo

“Potenciar las competencias e ir hacia un escenario de transferencias en relación con las intervenciones sobre la ciudad”. Este es uno de los principales objetivos del Máster universitario de Ciudad y urbanismo a partir de los resultados del Estudio de Evaluación del Impacto Social presentado el pasado mes de octubre en la Universidad Oberta de Catalunya.  

Se trata de un estudio piloto promovido por el Vicerrectorado de Globalización y  Cooperación de esta universidad y realizado con seis programas de posgrado – máster en Ciudad y urbanismo, máster en Conflictología: gestión y solución de conflictos, máster universitario en Turismo sostenible y TIC, Máster en Estrategia y gestión sostenible de destinaciones turísticas, máster en Food Security and International Food Governance y Especialización en Gestión clínica de la Leishmaniasis cutánea.  Con estas evaluaciones se pretende obtener evidencias del impacto que generamos en la sociedad así como contrastar y explicar cómo los contenidos de la UOC cambian entornos y contextos con el objetivo mayor de fomentar una UOC más Global y Social.

La evaluación del impacto social del máster de Ciudad y urbanismo, realizado por Mariela Iglesias y Paco González, ambos profesores del programa, y dirigido por Mirela Fiori, directora del programa, pretendía identificar aquellos elementos que contribuyen a su mejora y detectar demandas y perfiles  que amplíen su capacidad de incidencia en el ámbito individual, grupal y colectivo de los estudiantes.

El estudio abarcó un universo de 279 estudiantes que han realizado al menos dos semestres en este programa en los últimos diez años. De aquí, 29 han respondido al cuestionario que se les ha enviado.

De este cuestionario pudimos extraer que 3 de cada 4 estudiantes valora que el master de Ciudad y urbanismo ha tenido incidencia en su actividad laboral, y que 2 de cada 3 valora el impacto social del programa como muy alto.

De los estudiantes que han respondido el cuestionario, 12 han participado en  entrevistas en profundidad.

De las que destacan la transversalidad, la polivalencia y las competencias integrales que obtienen del máster como elementos que permiten a los estudiantes  abrir el campo de especialización inicial y pasar a espacios de decisión, tanto de dirección estratégica como políticos.

A nivel de impacto grupal, en las entrevistas se indica  la capacidad que adquieren en gestionar la complejidad, en  cooperar y entender el lenguaje de otras profesiones y en la aplicación directa de los aprendizajes del programa a sus campos y proyectos profesionales.

En este sentido, el impacto social grupal o colectivo puede ocurrir también a lo largo del programa ya que depende más de la ventana de oportunidad que de la temporalidad. La temporalidad, entendida como el período que se ocupa desarrollando experiencia, es menos  significativa para el impacto que la posición que ocupen las personas (localización, puesto, proyectos). Si tienen la oportunidad, se aplican inmediatamente los conocimientos y se innova en  los casos próximos. Otro factor destacable que puede favorecer o no el impacto es el contexto. Las políticas de ciudad y las intervenciones comunitarias en las que toman forma las transferencias del programa son elementos que dependerán mucho del contexto político-espacial adecuado para desarrollarse.

Así pues, un formato de matrícula a la carta por asignaturas es el modelo que mejor responde a las demandas inmediatas de los  profesionales según el contexto y la ventana de oportunidad. Aunque los entrevistados han manifestado que la inestabilidad laboral en España es un factor que dificulta la continuidad en los espacios de oportunidad y por lo tanto el crecimiento de los proyectos que se inician.

En América Latina este impacto social colectivo, en tanto aplicación en programas o intervenciones, se ve dificultada por otro tipo de barreras, como por ejemplo el contexto político administrativo más complejo, o la necesidad de actualización en las maneras de trabajar de los equipos de trabajo. En cambio, el impacto individual es más representativo y supone una mejora directa en términos de ascenso profesional hacia cargos directivos para la persona que ha realizado el máster, aunque debido al mismo contexto, con algunas dificultades para aplicar ciertas innovaciones o políticas.

Otro elemento importante a destacar es el impacto directo que tiene el máster en las mujeres latinoamericanas. La obtención de un diploma europeo supone un ascenso profesional importante y al que no podrían acceder en un formato presencial, muchas veces por cuestiones de conciliación familiar que impide estancias en el extranjero o supone un alejamiento del mercado laboral local al que luego no podrían acceder fácilmente.  Poder estudiar a distancia y obtener una certificación europea con ayuda de becas es un factor diferencial que se ha destacado en las entrevistas. Incluso en algunos contextos geográficos el ahorro de tiempo en desplazamientos que supone la formación a distancia permite conciliar trabajo, familia y estudios, en especial para las mujeres de mediana edad.

En definitiva, se ha podido contrastar cómo el desempeño de las competencias adquiridas con y a lo largo del máster de Ciudad y urbanismo, están incidiendo en diferentes contextos, tanto a nivel individual como colectivo. Los resultados obtenidos dejan claro la importancia de este tipo de estudios para la toma de decisiones que permitan potenciar las competencias e ir hacia un escenario de transferencias, teniendo siempre como pilar el urbanismo como herramienta y marco ético-político para hacer ciudad.

 

Mirela Fiori , Paco González y Mariela Iglesias